Miércoles 23 Octubre 2019

El Papa Francisco recibió en el Vaticano una artesanía elaborada por internos y penitenciarios de la cárcel de Mercedes

En el marco en el que más de 30 obispos argentinos viajaron al Vaticano para reunirse con el papa Francisco, desde la Arquidiócesis de Mercedes le entregaron al Sumo Pontífice una artesanía elaborada en los talleres de la Unidad 5, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense.

El obsequio representa a la Sagrada Familia y fue obra de privados de libertad y personal penitenciario, realizado con trozos de hierro llevados a parecer candados, donde se representaron a José, María y el Niño Jesús con una llave, para dar el mensaje de apertura a la libertad a través de Jesucristo, todo coronado con una torre que representa el Servicio Penitenciario Bonaerense.

El regalo fue entregado al Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis Mercedes – Luján, Monseñor Jorge Eduardo Scheining, cuando el sacerdote, durante el jueves santo le lavó los pies a seis internas y seis detenidos, como una muestra de vocación de servicio y amor al prójimo.

El Monseñor se comprometió entonces a llevarle al papa Francisco la artesanía religiosa y en las últimas horas llegó a destino. Y de acuerdo a lo explicado por autoridades penitenciarias, el Sumo Pontífice mandó un agradecimiento por la obra y por las oraciones de apoyo, tras lo cual envió una bendición.

La idea del obsequio surgió en la cárcel de Mercedes entre el capellán Norberto Chirigliano, las autoridades del establecimiento carcelario y los agentes penitenciarios de la sección Talleres, y contó con la colaboración activa de internos que desarrollan labores en herrería, chapa y pintura.

Al respecto, el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, destacó el trabajo efectuado en forma mancomunada por los internos y el personal penitenciario y dijo "este es el camino de integración que nos pide la gobernadora María Eugenia Vidal".

En el emprendimiento participaron el auxiliar del departamento regional de cultura laboral zona norte, Jonatan Bacri, el jefe de Talleres, Fabio de Acevedo, el maestro Lucas Chavaño y los internos Ignacio (herrero), Juan Manuel (pulidor), Osvaldo (pintura) y Cristian (grabación del vidrio).

Cabe destacar que 33 obispos argentinos de las regiones del noreste, el litoral y La Plata iniciaron ayer en el Vaticano la visita "ad limina".

Establecida en el Código de Derecho Canónico, la visita denominada "ad limina apostolorum" -una expresión latina que significa "los umbrales (de las basílicas) de los apóstoles" (Pedro y Pablo)- es realizada por todos los obispos del mundo cada cinco años para dar cuenta del estado de sus respectivas diócesis.